viernes, 27 de octubre de 2017

Clavos de madera



La moda por lo ecológico llega a los clavos.
Lignoloc – Beck Fasteners ha lanzado al mercado los primeros clavos de madera. Elaborados con madera de haya comprimida y reforzados con resina, estos clavos no tienen nada que envidiar a los clavos más tradicionales como son los de aluminio (~ 250 N/mm²). Obviamente no son clavos que se puedan clavar de forma manual, sino que requieren de un sistema neumático para su uso.
Dicho sistema aprovecha la fricción generada por el clavo al ser introducido en la madera - y el calor generado por esta - para producir un cordón de soldadura entre ambas superficies y aumentar así la fuerza de sujeción.
Estos nuevos clavos, pueden revolucionar el mundo de la construcción ecológica, permitiendo la reutilización del 100% de la madera. Además de contar con múltiples beneficios como: rapidez en la instalación, mejor protección frente a incendios e infecciones fúngicas, absorción casi nula de agua, además de no genera puentes térmicos ni desgarros en la madera.

miércoles, 18 de octubre de 2017

España hacia un sistema constructivo sostenible

España da los primeros pasos hacia un sistema constructivo sostenible, y apuesta por la construcción con estructura en madera de 65 viviendas protegidas en Hondarribia (Guipúzcoa). Con ello busca cumplir con los objetivos que la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios (2010/31/EC) para la implantación en 2020 de los llamados edificios de consumo de energía casi nulo, llamados nZEB (Nearly Zero Energy Buildings).

Madera contralaminada
Las ventajas de la construcción con estructura de madera cuenta comienzan desde el inicio de la obra, los plazos se reducen un 50% - 80% y las emisiones acarreadas durante el proceso construcción en un 40%. Por otro lado, el gasto energético disminuye y el 90% de los materiales utilizados son reciclables. 

Es cierto que construir en madera es más caro – entre un 15% y un 20% -, aunque se ve rápidamente amortizado con el ahorro energético. Esta iniciativa está tomando fuerza en España, y junto a Guipúzcoa encontramos ciudades como Barcelona que están dando luz verde a estos proyectos sostenibles. Aún así nos queda mucho que aprender de otros países, principalmente del norte de Europa, que cuentan con una amplia experiencia en este modelo constructivo.

jueves, 5 de octubre de 2017

Cómo proteger los bosques tropicales

jueves, 21 de septiembre de 2017

Tronos

Durante siglos los tronos han sido asociados al poder, tanto divino como real, aunque existen expertos que consideran el trono como símbolo unificador entre la nación/pueblo y su monarca/gobernante.
Hay tronos que han perdurado desde la antigüedad hasta hoy en día, y algunos de ellos aún siguen en uso. En países donde la monarquía aún perdura, los tronos aún continúan teniendo un significado simbólico y ceremonial importante. Aunque también podemos encontrar repúblicas donde de forma simbólica se utiliza el trono, como es el caso de Irlanda, donde su presidente se sienta en un antiguo trono durante la ceremonia de investidura.

Trono del Rey Enrique
Trono Rey Eduardo
La monarquía británica lleva haciendo uso del trono del Rey Eduardo desde el S. XIV. Desde el momento de su fabricación hasta hoy en día, sólo dos monarcas no han sido coronados en dicho trono. Este trono fue encargado por el Rey Eduardo I en el año 1296 con el fin de contener la piedra de la coronación de Escocia, también conocida como piedra del destino.
Tallada en roble con estilo gótico, es considerada la pieza de mobiliario inglesa más antigua realizada por un artista conocido. Ha sufrido modificaciones a lo largo de la historia, las mayores de ellas entre el S.XVI y el S.XVIII, cuando se añadieron una plataforma - ya que anteriormente los monarcas se sentaban sobre la piedra del destino - y los leones dorados que forman las patas de la silla. 
Por desgracia, durante los S. XVIII – XIX el trono sufrió grandes daños debido a su accesibilidad  al público a múltiples actos vandálicos y de espolio, y a actos reivindicativos como el atentado bomba de 1914 o el robo de la piedra del destino en 1950. No fue hasta los años 2010-2012  que el trono del Rey Eduardo no fue sometido a una limpieza y restauración.

http://www.blanquer.com/blog/tronos/

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Madera y Pesca

Tumba-Mastaba de Mereruka (Saqqara-Egipto)
La pesca, al igual que la caza, surgió con la finalidad de satisfacer las necesidades alimenticias básicas humanas. Resulta imposible establecer la época exacta en la que surgió, pero se han encontrado indicios gráficos, el más antiguo de 2.000 A.C.,  que dejan constancia de su uso en Egipto, China, Grecia, Trinidad y Tobago, Roma y la Inglaterra Medieval.

Durante sus primeras etapas se limitaba a una mera recolección de alimentos, pero con el paso del tiempo se fue popularizando como actividad deportiva o de entretenimiento en los estratos sociales más pudientes. Las cañas de pescar fueron evolucionando y adaptándose a los niveles de evolución de las diferentes sociedades humanas.

Caña de Pescar de  JMW Turner RA_ Finales S XVIII - Mediados S XIX
La materia prima de las cañas de pescar también evolucionó. Su mayor evolución comenzó a finales del S. XVIII. Originalmente eran fabricadas de maderas nativas muy pesadas, pero poco a poco se empezaron a utilizar maderas importadas y mucho más ligeras. 

En el S. XIX las cañas de bambú eran las de mayor éxito. Los maderas favoritas para su fabricación, junto al bambú, eran el nogal, maple  y roble. El uso de estas maderas más ligeras, fuertes y flexibles se solía combinar en una misma caña.
Actualmente las más populares son las cañas de materiales ultraligeros y de alta resistencia, aunque todavía quedan puristas y amantes de la pesca que apuestan por materiales más tradicionales como la madera.


http://www.blanquer.com/blog/madera-y-pesca1/

viernes, 13 de noviembre de 2015

Reinventando la madera: paredes



panelado
Foto de: The Ultra Lix
Si eres un amante de la madera y buscas darle un toque personal a tu vivienda, el abanico de posibilidades frente al que te puedes encontrar es muy extenso. Muchas veces, nos encontramos con algún elemento decorativo que nos enamora, pero que no vemos factible el llevarlo a cabo a pequeña escala en nuestro hogar.

Últimamente se está apostando por la reinvención de los materiales  de construcción, dotándolos de un protagonismo en la decoración que anteriormente sería inimaginable. Encontramos espacios divididos por muros irregulares de madera maciza, suelos y paredes de hormigón pulido, etc.

Cuando hablamos de paredes de madera, es involuntario, pensar en los panelados y frisos, los cuales pueden parecer cosa del pasado, un lejano recuerdo de la decoración de antaño, pero las cuales los diseñadores han sabido reinventar, actualizándolos y adaptándolos a las nuevas tendencias. Durante muchos años han quedado relegados a edificios hoteleros o de oficinas, siendo desterrados de las viviendas particulares, pero esto ha cambiado. ¡Las modas vuelven, y vuelven pegando fuerte!

Baño panelado estrecho de madera
Foto de: Inspireddeco
Paredes personalizadas, con estructuras modernas y líneas irregulares, creando espacios perfectos a través de la imperfección natural de los elementos. Cualquier espacio es susceptible a este tipo de decoración dormitorios, pasillos e incluso baños. No existen normas ni patrones, las piezas no tienen por qué ser uniformes, de la misma especie, dibujo y tamaño, ni cubrir de suelo a techo una pared. Ahora pueden ser de tamaños irregulares, de diferentes especies, piezas con “defecto”, o simplemente usar piezas cortadas transversalmente en vez de longitudinalmente. Todo está permitido, porque la belleza está en la imperfección, en ser elementos únicos creados en base a nuestros gustos y personalidad.
Pared de tablones
Foto de: Livingvintageco

A primera vista y sobre plano, puede parecer un elemento muy recargado, pasado de moda, que se va a comer mucho espacio o que incluso nos va a robar luz, pero usándolo de manera adecuada y en su justa medida, puede convertirse en punto focal para cualquier habitación o en un elemento de decoración en sí mismo. Las posibilidades son infinitas así como las combinaciones de madera, medidas y patrones a crear.

viernes, 30 de octubre de 2015

Casa Pasiva


Bolueta
Ed. Bolueta. Foto:plataforma-pep.org

Hace poco leímos una noticia relacionada con la construcción pasiva en  España, en Bilbao, se está construyendo el edificio pasivo más alto del mundo, Bolueta, que desbancará al edificio que actualmente ostenta ese título en Nueva York. Se prevé que se finalizará su construcción a finales de 2017. Bolueta forma parte de un complejo de 361 viviendas repartidas en dos rascacielos. El primero, de 108 viviendas protegidas y 63 viviendas sociales será levantado por Visesa, la Sociedad Pública del Gobierno Vasco, de acuerdo a las exigencias energéticas de Passivhaus.
La construcción pasiva puede parecer un concepto relativamente nuevo pero, en realidad, este término se popularizó en 1980, y fue acuñado por Edward Mazria en su libro "Passive Solar Energy Book" publicado en 1979 en EEU.

Pero, ¿qué es la construcción pasiva?
La construcción pasiva se basa en la arquitectura bioclimática y ecológica que busca un consumo energético por parte de la vivienda prácticamente nulo (15KWh/(m2a)). Se busca una repercusión mínima en el entorno tanto a través de su, casi inexistente, consumo energético como de los materiales con los que se construye. Las calderas o elementos de calefacción son innecesarios, ya que la casa regula su temperatura a través del calor obtenido del sol, sistemas de respiración si perdida de calor y de una aislamiento casi hermético.

Es por ello, que la madera suele ser uno de los materiales estrella en este tipo de construcciones. En anteriores posts ya hemos hablado de las cualidades aislantes y de durabilidad que posee la madera, además de ser un material recuperable, reutilizable y reciclable. Otros de sus puntos a favor son su adaptabilidad, su estabilidad estructural, así como el confort generado en los espacios habitables debido a sus cualidades higroscópicas (estabilizan la concentración de humedad en el ambiente) y de absorción del CO2.

¿Qué es el certificado Passivhaus?
Certificado Casa Pasiva del Instituto Passivhaus
El estándar Passivhaus se formuló oficialmente en 1988 por los profesores Bro Adamson (Universidad Sueca de Lund) y Wolfgang Geist (Instituto Alemán de Edificación y Medio Ambiente). Desde entonces se ha extendido por todo el mundo. 

Actualmente se calcula que existen unos 20.000 edificios construidos en todo el mundo bajo este estándar, lo que supondrían unos 6.000.000 m2 de los cuales sólo unos 1.060.000 m2 están documentados.